jueves, 27 de septiembre de 2007

LA BALLESTA



Las partes esenciales de la ballesta son: el "arco", generalmente de acero, el "palo", también llamado "cureña", casi siempre de madera; la "nuez", pequeño disco para sujetar la cuerda tensa hasta que el arma esté cargada; la "llave" o manija que hace la función de gatillo de la ballesta y acciona sobre la cuerda llegado el momento. El arma consta, además, de una especie de culata que el ballestero apoya en el hombro cuando toma puntería.

Fue utilizada en Europa durante la edad media como arma de guerra y de caza. Fue muy popular en Inglaterra durante el siglo XIII. Con el tipo de ballesta que aquí se muestra los arqueros utilizaban la manivela para tensar la cuerda del arco y ajustarla en un enganche sobre el soporte de madera. Después colocaban la flecha en el soporte y disparaban tirando del gatillo. Las flechas tenían unos 300 metros de alcance. La ballesta se sigue usando hoy para algunos tipos de caza mayor, pero su uso se ha prohibido en varias regiones.
JM Y AA